Blogia
L a P e d r @ d a

EL SENADO DE EEUU DESAFÍA LAS RESTRICCIONES DE LOS VIAJES A CUBA.

EL SENADO DE EEUU DESAFÍA LAS RESTRICCIONES DE LOS VIAJES A CUBA. Prensa Latina

El Senado de Estados Unidos aprobó hoy por 59 votos a favor y 36 en contra una medida para prohibir el uso de dinero del gobierno para hacer cumplir las restric-ciones de viaje a Cuba. La Casa Blanca ha dicho en reiteradas ocasiones que utilizará el veto presidencial para impedir que terminen cuatro décadas de restricciones que privan a los ciudadanos estadounidenses de su derecho a viajar a la isla.
Ya la Cámara de Representantes se pronunció en septiembre a favor de abortar tal prohibición, lo cual causó un enfrentamiento con la administración del presidente George W. Bush.
Lo votado por la Cámara y el Senado va incluido en una propuesta de ley de 90 mil millones de dólares para los Departamentos de Transporte y del Tesoro.
En opinión del senador demócrata Byron Dorgan, no es constructivo tratar de dañar al gobierno cubano imponiéndole límites al derecho a viajar que tiene el pueblo norteamericano.
Cálculos del Departamento del Tesoro indican que cerca de 160 mil ciudadanos de Estados Unidos visitaron legalmente a Cuba el año pasado.
No obstante, miles de estadounidenses viajan a la isla a través de terceros países sin la licencia requerida por Washington, con el riesgo de ser encarcelados y que se les impongan fuertes multas.
Por su parte, el senador republicano Larry Craig, que promovió la enmienda, aseguró que la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC) del Departamento del Tesoro debería dedicar los recursos usados para vigilar a los estadounidenses que visitan Cuba a la lucha contra el terrorismo y las drogas.

La enmienda aprobada tuvo un apoyo bipartidista y muchos senadores la consideraron como una votación decisiva en pos del derecho de los norteamericanos de viajar a Cuba.
En los dos últimos años, medidas como estas han sido arrancadas de proyectos de ley mediante maniobras congresionales bajo presión del liderazgo republicano y la Casa Blanca.

__________________________________

¿La última estratagema del exilio anticastrista?
Frank Martín
WDS

Tras el demoledor golpe asestado por el Congreso de Estados Unidos a la reforzada política anticubana del presidente, George W. Bush, los cubano-americanos anticas-tristas más extremis-tas parecen estar pensando en recurrir a un argumento postrero en favor del bloqueo: acusar a Cuba de practicar el terrorismo.
Es lo que bosquejó uno de los líderes de ese sector cubanoamericano, el congresista republicano Lincoln Díaz Balart, al declarar a la prensa radicada en Miami, Florida, que "ayer fue un día triste para la guerra contra el terrorismo", tras conocerse el resultado positivo en el Senado de una votación sobre una enmienda antibloqueo que podría dictaminar el principio del fin para el también denominado embargo, el cual dura ya más de 40 años. El jueves el Senado aprobó la moción, que de ganar vigencia autorizaría los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba y desmoronaría, por consiguiente, las bases mismas del bloqueo.
En una votación sin fronteras partidistas, los senadores aprobaron por 59 votos a favor y 36 en contra una moción para prohibir el uso de dinero del gobierno para hacer cumplir las actuales restricciones para esos viajes.
Las denominadas leyes de embargo a Cuba prohiben los viajes y estancias de los ciudadanos norteamericanos en el país caribeño. Bush anunció este mes incluso un reforzamiento de estas restricciones como uno de los puntos básicos de su política contra la Isla.
En septiembre la Cámara de Representantes aprobó una medida similar. En esa ocasión Bush dijo que vetaría cualquier medida que relajara el bloqueo.
En sus declaraciones al diario El Nuevo Herald de Miami, Díaz Balart agregó que "a esta coalición de intereses que está luchando por abrirle los dólares a Castro no le interesan ni las violaciones de derechos humanos ni el peligro que Cuba representa para la seguridad nacional de Estados Unidos".
Otro legislador, hermano de Lincoln, Mario Díaz Balart se reconfortó al subrayar que "por suerte tenemos en la Casa Blanca un presidente que entiende la importancia de no ayudar a este dictador pese a los intentos de estas personas que se le han vendido".
Los argumentos de los hermanos congresistas parecen reflejar el camino que tomará el sector cubanoamericano más extremista ante la posibilidad de que el bloqueo se desmorone por no poderse evitar que los ciudadanos norteamericanos visiten Cuba.
Las acusaciones sobre supuestas acciones cubanas de terrorismo no han sido nunca probadas, pero han servido a la propaganda anticubana en Estados Unidos para tratar de incluir a la Isla entre los objetivos de la cruzada antiterrorista que desarrolla el gobierno de Bush por el mundo, y que ha causado ya dos invasiones militares norteamericanas en Iraq y Afganistán.
Fuentes consultadas en Miami creen que los cubanoamericanos anticastristas están cerrando filas en torno al presidente -tras llegar a acusarlo de traidor por supuestas debilidades con Cuba- a partir del fortalecimiento de las corrientes favorables a la caída del bloqueo, y a promesas presidenciales, algunas de ellas quizá aún ocultas de la vista pública.
Teniendo en cuenta que Bush está utilizando su conducta "firme" contra el terrorismo en el mundo con el fin de conseguir la reelección en noviembre de 2004, probablemente las menciones de los Díaz Balart al "terrorismo" cubano, y a las amenazas de Cuba sobre la seguridad nacional norteamericana podrían jugar con esas promesas. Tras las aprobaciones por la Cámara de Representantes y del Senado de enmiendas muy similares contra el bloqueo, Bush debe estar contemplando las consecuencias de un veto a esas mociones.
El Nuevo Herald admitió en su edición de este viernes que "el veto pudiera crear una grave crisis entre las dos ramas del gobierno, porque la enmienda está integrada en el presupuesto de los departamentos de Transportes y del Tesoro, el cual incluye un aumento de salario de representantes y senadores".
El diario dijo además que "desde hace cuatro años, miembros de las dos cámaras que favorecen las visitas de estadounidenses a Cuba intentan que se apruebe la eliminación de las restricciones de los viajes a la isla. Pero nunca habían logrado su propósito final, porque los proyectos eran diferentes y nunca lograban conciliarlos en un texto único para que la Casa Blanca lo aprobara" "Este año fue diferente. Los dos textos son iguales, y legisladores que se oponen a la medida admiten en privado que el proyecto pudiera terminar sobre la mesa del Presidente", informó el rotativo, el cual habitualmente defiende intereses cubanoamericanos anticastristas.
Especialistas en las labores congresionales norteamericanas creen que los enemigos anticastristas de las enmiendas aún podrían lograr excluirlas en manipulaciones finales en la comisión de reglamentos.
Si no tienen éxito, podría esperarse una campaña anticubana de gran intensidad desde Miami, Florida, principalmente en la que lloverían acusaciones contra la Isla vinculadas al terrorismo, con la esperanza de que ello ayude a rebajar las repercusiones políticas negativas, para Bush y su reelección, de un veto presidencial.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres